miércoles, 8 de febrero de 2017

JUAN B. TIGGI, EL POETA DE LA CALLE PICHEUTA.-

                                  Juan Bernardo Tiggi, poeta y letrista de tangos nacido en Buenos Aires en 1911 y fallecido en 1978, fue un vecino de Parque Chacabuco, además médico recibido a sus 42 años y pertinaz tanguero y hombre de la noche y de la ciudad y sus "cultos".-
                 Autor de un afamado tango, "Cuando era mia mi vieja", con música de Pascual Mamone y que inmortalizaran Julio Sosa/Federico, grabado no mucho antes de fallecer el famoso "varón del tango".-
         Vemos la portada del libro "Hablando en tangos..." de Juan Bernardo Tiggi,  editado en 1971 por Francisco Colombo, con una ilustración del frente del  domicilio del poeta  en  Picheuta 1553, más una parejita que  viste la escena; el libro consta de  una sucesión de textos en prosa poética y  poesías, donde se manifiesta la honda porteñidad del ilustre vecino de Picheuta entre Balbastro y Avelino
Díaz.- Es una miscelánea de textos variados, de raigambre evocativa y nostálgica; de líricas citas incluso ambientada en París.- 

         Cátulo Castillo prologó ésta selección de escritos de Tiggi, mencionando datos  que anclan al autor en un punto determinado de la homenajeada ciudad.-
      El estilo es laudatorio de artistas varios del tango; de amigos del autor como Julio Sosa, Pedro Noda (coautor  con Tiggi del conocido tango "Mi barrio tenía cosas"), Luis Visca y Jorge Caldara, todos amigos de Tiggi y que se agregan a las figuras de Angel Vargas, Aníbal Troilo y otros que tuvieron trato con el autor en sus noches de cafés y boliche, de tangos y bohemia, de hipódromo y tertulias, de timbas y aventuras.-
     El estilo es laudatorio decíamos y con arraigado diletantismo por las figuras del tango consideradas, en elaboradas referencias a personajes y situaciones, muy de los años 60 y 70 donde se estiló aún en notas periodísticas una alambicada prosa a veces no muy feliz, extremando situaciones en desmedro de la comprensión y claridad de las mismas.- 
           El prólogo también es acabada muestra de aquella prosa rica también en referencias clásicas y  en modismos del lugar (Buenos Aires).- El título de la alocución de Catulín es una muestra: "Juan B. Tiggi: un poeta sin tangas".-Con una definición  tajante del renombrado letrista hablando así de Tiggi: " Hablando...en tangos" (titulo de la obra)
 es esa poesía, quiéranlo o no, los melonazos del gongorismo, manyapapel, del antibarrio, la anti-esquina y la anti-ciudad, donde Tiggi se afirma con una seguridad de iluminado" (sic).- Clarísimo y directo el mensaje.-
     Por el editor nos enteramos que Tiggi "con su arraigo al barrio aquel casi pegado a Pompeya" (P.Chacabuco), donde "las esquinas de almacén o las ochavas lunfas..." ornaban su bohemia barrial con veladas de tango y amigos con "aquellos tres bandoneones dela calle Albarracín", y las tenidas de "tango y mate en la suspirante estrechez y pobreza del bulín de la calle Saraza".- Su tango más conocido, "Cuando era mía mi vieja" narra literalmente el escenario de su casa materna  sita en Picheuta 1553, ya trasformada por los años y sus nuevos propietarios; la imagen en la portada del libro muestra la casa tal como era hasta los años 80, hoy transformada en salón de eventos varios, una casa que hemos conocida desde la calle, cuando vivía Tiggi y era la imagen trasladada luego al famoso tango.- Además, hemos encontrado el paralelismo entre ésta obra y otra muy famosa, "La casita de mis viejos", letra de Enrique Cadícamo y que desarrollamos en otra nota en éste mismo sitio de "Luna y misterio".-
      "Mi barrio tenía cosas", otra buena y famosa obra de Tiggi con música de Pedro Noda y varias versiones (resalta la del vecino parquechacabuquense Rodolfo Lesica); allí menciona la "calle Pozos entre Pavón y Garay", donde un mozo bien porteño tiene a su madre y a una noviecita de barrio, Maria Rosa ella, a pesar de "alquilar una piecita en Lavalle y Paraná", toda una radiografía de muchos porteños de mitad del siglo XX, autobiográfico o no el desarrollo .- Tambien compuso "A Magaldi", vals con música de Carlos Dante y Noda, dedicado al genial intérprete desaparecido tempranamente.- A propósito de letras: varios poemas del libro considerado de Tiggi tienen la impronta de frustradas letras para tangos; que quedaron truncas por  alguna razón, aunque es típico en letristas de tener innumerables obras con ese destino (constituirse en tango con la incorporación de una música) y que quedaron por alguna u otra razón sólo en eso, letras de tangos truncos.-  
         En la obra no hay una cita precisa  de lugares ni situaciones, lo que hace esos sitios y hechos perfectamente
asimilables a cualquier barrio porteño.- Es una generalidad que contribuye a la identificación con cada lugar del lector en general; es un estilo, tan valedero como el que sitúa lugar y personajes.- No repara Tiggi, por lo menos en ésta obra, en sitios y lugares precisos del entorno barrial que remitenmuy probablemente a su juventud, cuando habla del café y las esquinas; sin embargo si cuando menciona sitios paradigmáticos donde el tango alcanzó brillo y popularidad como los cafés de la calle Corrientes o el Tibidabo adonde solía ir a escuchar a Troilo.- Hasta algunas referencias  futboleras, legítimas bajo todo punto de vista, pero nada de su barrio; son elecciones y no  implica consideración valorativa ni crítica alguna, es la descripción de una característica de la obra que no agrada a veces, pero es elección y atributo del autor considerado (Tiggi en éste caso) escribir desde el sitio que elije lo que le parece.-
     En la dedicatoria primaria hay una pista importante de quien fue Tiggi: "Al Tiempo...en el cual viví largamente demorado.." .- Se compadece esto con la aparición (1970) de su obra poética (se completa con su libro "Perdigones") siendo ya una persona grande de algún modo, con casi 60 años de edad.-. Y su prólogo cuando expresa de inicio: "Hablando en tango comprende un empaginado de emociones distintas, aglutinadas en un decir y sentir..."
                La obra es interesante y conmueve pensar que Tiggi fue un vecino del barrio, que le sirvió de espejo y reflexión muy probablemente para lo escrito.-mc
PD: la calle Picheuta se halla en el barrio de Parque Chacabuco, y corre desde avenida Asamblea a Somellera, desde el 1300 al 2000, siendo continuación de Centenera cuando ésta arriba a la avenida Asamblea.- Vivió Tiggi al 1553, y fuimos vecinos, nací y viví gran parte de mi vida al 1900 de la citada calle.-mc
       
        
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario