lunes, 24 de octubre de 2016

NORBERTO VENEGAS, LÓLO, UN AMIGO DE AQUELLOS DÍAS EN EL BARRIO.-

                                      Norberto Venegas, amigo del barrio, vecino de Zellarayán al 1300 y fallecido tempranamente a sus 39 años.- Fue actor, de raza y convicción; aqui el programa de su participación en la obra de la que vemos título, sala y fecha.- 
      Dirigida por Eduardo Lamoglia ( a quien Norberto admiraba) interpretada por Hugo Castro, Patricia Moreno y Osvaldo Peluffo en los roles principales, y Norberto (Lólo era su apelativo en el barrio) y otros 12 actores en papeles secundarios.-
        Lólo integraba una numerosa familia del barrio; eran pintores de casas, su padre trabajaba en Papelera Sarandí, donde él trabajo un tiempo; Lólo era hincha del cuervo (el barrio lo condicionó y casi todos eran del Casla), era alto, pelo renegrido, cutis blanco y un crack contando cuentos en la esquina de Cobo y Centenera (te pillabas de la risa, perdón, pero es literal...); novio de Leonor, vecina de Centenera, fue un amor tempranero por demás....luego siguieron otros camino, pero quedó embretado el hombre para siempre.-
      Jugaba muy bien la fútbol y eramos contra...nos tenían de hijos los de Zellarayán a nosotros de Picheuta y Cobo.- Eran una tribu, nosotros muy pocos...luego nos hicimos amigos y todas aquellas broncas se transformaron en horas de conversaciones sobre política, arte y fútbol.-
      Llegó medio tarde a la actuación; antes  hubiera sido más oportuno y le habría rendido.- Comenzó a estudiar actuación y a leer febrilmente, teatro y literatura en general..... le dió por Arlt, un clásico por entonces el gran escritor, periodista y dramaturgo tambien fallecido muy joven (1900-1941).-
     En ensayos tomó contacto con la obra de Tito Cossa, su "Los días de Julian Bisbal" fue detonante de su amor por el teatro; vimos una versión juntos y decía: "me gustaría hacerla (la obra)  como protagonista".-
    Ensayaban en el  IFT (de Boulogne Sur Mer y Corrientes en Once), la obra de la que vemos en la imagen  su programa.- Allí lo acompañé algunas tarde-noches, hicieron una breve temporada allí y saltaron al Bambalinas, una sala de cierto prestigio entonces.- Hizo un breve papel pero capté en su dimensión lo que significa para los actores de raza una representación en toda su dimensión; estuve de temprano y  observaba a Lólo y sus compañeros como en trance, una ceremonia previa y posterior inigualable e inolvidable en mi breve experiencia de "espiar" a los actores de verdad, a los actores por vocación y no por fama o dinero, dos facetas éstas casi "repudiadas" por estos mostruos de las tablas, cabales desconocidos del gran público pero oficiantes de la representación de la vida (casi nada) en una obra teatral. -
        Con Norberto Venegas (Lólo) frecuentamos brevemente algún boliche de actores de la calle Corrientes frente al Paulista, donde se cruzaban el off Corrientes y algunos actores algo más conocidos que ya "picoteaban" en las salas comerciales aledañas.- Me presentaba y "pasaba por actor", casi, no decía nada," nunca se debe romper el encanto" dicen o decian los Gasmann, Mastroianni y toda la escena mundial.- Era así y obraba en consecuencia.-
    Lólo trabajaba por entonces en el correo sucursal Barracas (una época fue taxista con Luis, mi hermano) y una mañana no se despertó; no sufría de nada en especial, aunque era asmático y parece hubo una crisis final.- Fue a fines de enero de 1990.-  Un gran amigo Lólo, el arltiano, peronista de Perón, casi guevarista (admiraba al Che y era una recurrencia sus reflexiones sobre el guerrillero argentino), el lector minucioso casi obsesivo de "Los siete locos"; el cuervo Lólo, el contador de chistes sin igual.- El galán de las tempranas veteranas del barrio (como él), el admirador de su padres y familia.- Te recordamos Lólo.-mc

No hay comentarios:

Publicar un comentario