jueves, 11 de agosto de 2016

MISA DE FALDAS, KEROSENE, BORGES Y CUCHILLO PARA "EL CHOCLO".- FINAL.-

                Llegamos al final con la pretensión de darle sentido a lo expresado en dos entregas anteriores y sobre todo proveer de consistencia al objetivo central: a partir de las opiniones sobre el tango primitivo y su particular predilección sobre el mismo por parte del genial (JLB, es decir Jorge Luis Borges) y discutido escritor, a partir de su crítica del posterior  tango-canción desde 1917 con "Mi noche triste" y sucesivo proceso con su apogeo en los años cuarentas, acremente considerado por Borges en opuesta manera al de los primeros tres lustros del siglo, con esa dicotomía viva en las reflexiones de JLB en numerosísimas entrevistas periodísticas y debates en cenáculos diversos, era que encontramos en "El choclo" de Villoldo el nexo o "eslabón encontrado" entre una y otra etapas en el desarrollo del tango.-
      La cuarta letra del tango mencionado,luego de las primera y segunda del autor musical, Angel Villoldo, la tercera de Juan Carlos Marambio Catan en 1930, y la si no definitiva si la que ha llegado a nuestros días  vigorosa, potente y reconocida,  plenamente afirmada como la mas importante, la versión letrística de Enrique Santos Discépolo de 1947, que une los términos de la dicotomía de la que hablabamos arriba; más allá de no pretender superar una dicotomía que en realidad es legítima y respetada, la letra de Discepolín reúne aspectos señalados en uno y otro planteo aunque no confrontado sino acordando en una letra de antología y reconocida calidad.-
      Utilizaremos la letra de Discépolo para señalar cada elemento que responde a uno y otro término de aquella dicotomía borgeana( para decirlo de alguna manera).-
      "El choclo" en la versión de Discépolo asume la tarea de la definición del tango (vaya empeño), su genealogía en breves y contundentes estrofas expresando al inicio: 
"Con éste tango que es burlón y compadrito ...(Borges resaltaba éstas facetas del tango primitivo)
salió del sórdido barrial buscando el  cielo....(JLB pensaba igual, y aún más...sórdido por barrial pero sobre todo, diría, por su "infame" origen prostibulario).-
         "..Mezcla de rabia, de dolor, de fe, de ausencia..." (Rasgos notorios del tango "lamentoso" nacido, según JLB, a partir de "Mi noche triste" y que tanto despreciaba), "Llorando en la inocencia de un ritmo juguetón" (el que con fruición apreciaba JLB).-
    La evocación en la letra de Discépolo remite al "canyengue en las caderas" y a las "baldosas de un bailongo", rasgos del tango primitivo, donde la danza era casi todo;  imbricado con el milagro de "notas agoreras" y oyendo "el rezongo de mi pasado", típica figura del tango-canción.-
     "Triste compadre del gavión y de la mina/ y hasta comadre del bacan y la pebeta", asiduos personajes del tango-canción con sus personajes desangelados en constante cadencia lamentosa y de inconmovible queja.-
   Los últimos cuatro versos de Discépolo  y en tono enumerativo aparecen sushetas y reos, y situaciones como cana y mishiadura.- Definitivamente el tango encarnó las voces de aquellos desangelados que adquirieron voz en las letras del tango.- Y remata la ligazón con "Misa de faldas,kerosen, tajo y cuchillo", el  conventillo omnipresente en la última estrofa y como escenario de reunión de faldas, kerosen (combustible hogareño y popular si los hubo) con el ayer de tajo y cuchillo que evocaba a veces indolentemente JLB.-  
     "El choclo" en versión discepoliana tiende el puente entre una y otra interpretación exacerbada por JLB en sus dichos sobre el tango.-
    Un auténtico provocador JLB que aún permite auscultar sus opiniones y sobre todo clarificar las propias sobre ésta obsesión que representó el tango en su vida intelectual.- mc

No hay comentarios:

Publicar un comentario